La tormenta apenas dejó lluvia aunque la inestabilidad continuará hoy.

Casi 300 rayos cayeron ayer por la tarde noche sobre Asturias. Fue una tormenta que apenas dejó lluvias pero que sorprendió a todos después de un fin de semana de sol y calor en el que los termómetros llegaron a superar los 30 grados en puntos como Cabrales.

La Agencia Estatal de Meteorología asegura que durante unas horas se registraron cientos de rayos en la región, tal y como se puede ver en la fotografía.

El temporal apenas dejó lluvia, aunque la inestabilidad continuará hoy.

Fuente: http://www.lne.es