Algunos podemos pensar que esta pregunta ya debe tener una respuesta definitiva, pero la realidad es que resulta muy complicado responderla en términos cuantitativos.

Es obvio que un rayo es muy potente, lo vemos cada día en los destrozos y pérdidas que se originan durante las tormentas eléctricas. Pero, ¿Cuál es la descarga que se produce?

Los rayos generan temperaturas por encima de los 20.000ºC, muy por encima que la de la superficie solar, que es de 6.000ºC aproximadamente.

Se precisa una cantidad de energía concreta para calentar el aire hasta temperaturas tan elevadas. Si medimos la longitud del rayo y la multiplicamos por la energía por metro necesaria para calentar el aire hasta los 20.000ºC, se puede calcular esta energía.

Para hacernos una idea, se dice que al día caen sobre unos 8 millones de rayos y la energía producida es similar a 2 millones de toneladas de dinamita, como 100 veces la bomba atómica de Nagasaki.

Fotografía de Nagasaki antes de la bomba atómica.

 

Fotografía de Nagasaki después del bombardeo.

 

De manera aproximada, si un rayo mide unos 5km de longitud x 1cm de anchura, puede descargar entre 1.000 y 10.000 millones de julios de energía, con una corriente de hasta 200.000 amperios y 100 millones de voltios.

Por todo esto son tan letales los rayos y es necesario proteger nuestras viviendas, edificios, granjas o empresas para evitar daños en personas, animales, objetos personales o instalaciones y maquinaria.

Lo mejor es que un instalador especializado evalúe las necesidades. Para proteger su hogar de la mejor forma, compruebe rápidamente cuál es su riesgo real con nuestro cálculo del índice de riesgo o contacta con nosotros.