El paso de DANA por el mediterráneo está dejando importantes daños en toda la comunidad.

Uno de los sucesos más graves ocurrió el pasado viernes en la playa de Bellreguard, cuando el impacto de un rayo alcanzó a dos personas que se encontraban en la orilla. El rayo cayó sobre el mar y la electricidad se propagó por el agua hasta llegar a los afectados, que se encontraban muy cerca del radio de acción.

Uno de ellos entró en parada cardiorrespiratoria, pero gracias a las maniobras de reanimación de los socorristas, cuando llegó el SAMU el joven ya estaba consciente.

La otra víctima, una mujer de 50 años, fue trasladada junto al joven al hospital Frances de Borja de Gandía, ya que presentaba un fuerte dolor en la pierna debido a la fulguración.

Es de vital importancia estar informado, desde una temprana edad, de qué hacer y como protegernos en caso de encontrarnos en el mar con tormentas. La primera regla de oro es salir inmediatamente del agua y buscar refugio, pero si no encontramos refugio, lo más recomendable es agacharse en posición fetal con la cabeza entre las piernas y no utilizar, bajo ninguna circunstancia, el teléfono móvil, ya que podría actuar como pararrayos.

Toda precaución es poca cuando se trata de una tormenta. En este artículo os dejamos algunos consejos sobre lo que no se debe hacer durante este fenómeno atmosférico.