No todo el mundo conoce como proteger su hogar contra las tormentas eléctricas. Por lo tanto en esta pequeña guía vamos a explicar que elementos se necesitan para tener una protección completa.

El primer punto a tener en cuenta es que un rayo puede afectar de dos maneras principalmente, directa e indirectamente. Afecta directamente cuando impacta contra el edificio o terreno a proteger, e indirectamente cuando impacta en la línea eléctrica o telefónica. El primero tiene un efecto evidente, destroza aquello sobre lo que impacta, dando lugar a incendios, caída de arboles, daños estructurales, etc. El segundo tiene efectos menos conocidos. Cuando un rayo cae sobre la red eléctrica, esta absorbe su energía, creando una sobretensión. Esta sobretensión es capaz de viajar cientos de kilómetros, hasta llegar a los dispositivos finales, como televisiones, ordenadores, calderas, aires acondicionados y demás, destrozándolos completamente.

Para empezar, es muy simple protegerse del rayo indirecto de la sobretensión. Tan sólo requiere de un protector contra sobretensión tipo 1+2 y se instala en el cuadro principal. Si se contiene material muy sensible, como maquinaría o equipos importantes, se puede complementar con protectores tipo 3. Y si se tiene tecnología fotovoltaica, lineas de datos o similar, hay toda una gama de productos especializados.

Para protegerse contra el impacto directo es un poco mas complicado. Se necesitan 3 elementos y un instalador especializado que sepa de protección contra el rayo. Los tres elementos son los siguientes: el captador, la bajante y la toma de tierra.

El captador suele ser el pararrayos. Hay varias opciones en esto, desde las tradicionales puntas Franklin hasta el fiable Advance. ¿Sirve cualquiera? No, depende de que vayas a proteger. El Advance RP-80 tiene un radio de protección de hasta 107 metros* y 10 años de garantía**, mientras que el Sigma R-25 tiene 65 metros* y 5 años de garantía. Según las necesidades de protección se instala uno u otro. Esto amplios radios de protección además permiten proteger grandes espacios abiertos, como campos de fútbol, patios de colegios o pistas de tenis, sin necesidad de cubrirlos.

El segundo elemento es la bajante. Para realizarla hay varios materiales disponibles, pero es el instalador especializado el que debe evaluar cual es el mejor método para realizarlo. Hay que considerar bastantes variables como distancias de seguridad, recorrido, uniones equipotenciales y más. Las posibles bajantes son pletina, conductor redondo o conductor tranzado, mientras que los posibles materiales son acero inoxidable, cobre electrolítico o acero galvanizado.

Y el tercer elemento es la toma de tierra. Esta toma de tierra tiene que ser diferente a la toma de tierra general, y debe de estar alejada. El instalador tiene que ser capaz de calcular que resistividad tiene, y si no está por debajo de los 10 ohmios se pueden usar elementos mejoradores como el Well Conductor o el Active Rod. Además, una toma de tierra puede variar con el tiempo, por lo que es necesaria una revisión anual para poder asegurar su correcto funcionamiento.

De hecho, la revisión y mantenimiento es uno aspecto muy importante, como ya comentamos en este otro artículo. Estos son lo elemento generales de la instalación, pero luego hay otros elementos importantes, como mástiles o fijaciones. Lo mejor es que un instalador especializado evalúe las necesidades y pueden contactar con nosotros para ayudarles a proteger esuhogar de la mejor forma.

*Según la normativa UNE 21186 en un nivel 4 de protección.

**Sujeto a condiciones.