Vamos a explicar, a grosso modo, como funciona un pararrayos PDC, como el que tienen los modelos Advance, Sigma y Electron.

Cuando se forma una tormenta, hay un aumento del potencial eléctrico atmosférico que puede pasar por encima de los 10 kV/m rápidamente. El dispositivo almacena esta energía en el condensador electro-atmosférico formado por la carcasa metálica exterior y el eje conectado a tierra.

Con este aumento de potencial, ocurren dos cosas simultáneamente; la primera es que se produce un trazador descendente desde las nubes que se dirige a tierra, y la segunda es que se produce un trazador artificial ascendente creado por el pararrayos. Este trazador ascendente intercepta al descendente, canalizando la descarga eléctrica a través del pararrayos y lo conduce a tierra de una forma segura.

El tiempo que se adelanta el trazador ascendente de un pararrayos PDC a un trazador creado por cualquier elemento pasivo, como una punta Franklin, por ejemplo. Es lo que determina el radio de protección. Este tiempo es lo que se conoce como tiempo de avance en el cebado. Por eso existen diferentes modelos de PDC con diferentes tiempos de avance en el cebado según los metros que se necesite proteger en cada caso.

En resumen, un pararrayos PDC es un sistema tecnológico que atrae activamente cualquier rayo.